Aprende Como Manejar La Ira

Podemos aprender a manejar auto, a manejar una computadora, los artefactos eléctricos, etc. Más no la ira, que nos causa tantos problemas con los demás en la vida. Y nos hace sentir frustradas y culpables a la vez. La ira es algo natural que Dios puso en nosotras. Pero si nos dejamos llevar por ella nos acarreara severas consecuencias. Quiero compartir algunos consejos de la Palabra de Dios que te ayudaran a cómo manejar la ira.
Mientras vivamos en un mundo complicado y lleno de problemas. Algunas personas van a decir cosas que no te gustan o tal vez van ser injustas contigo, pero tienes que saber discernir que es lo que pretenden y no ceder a la ira. La ira es algo natural en cada ser humano, ya que si algo nos hace enojar, es señal de que la sangre corre por nuestras venas, y de que estamos vivas.

Como escrituras

No te enfoques en el enojo                                                                                

Es por eso que debes de  ignorar los insultos aun cuando  quieres responder de la misma manera. Porque al final tu saldrás ganando por haber actuado con sabiduría. La palabra de Dios nos da la receta justa  que necesitamos, y en Proverbios 12:16 nos dice: El necio al punto da a conocer su ira; Más el que no hace caso de la injuria es prudente. 

Habla calmadamente                                                                                            

Las palabras dichas con suavidad calmara cualquier discusió por muy acalorada que esta sea. Porque si las dos personas están gritando  se armara un gran pleito que desatara rencores. Para que una discusión escale tiene que ser que las dos personas están hablando con coraje y dejándose llevar por la ira.         Es por eso que la Biblia nos dice que contestemos con serenidad y esto hará que la ira tanto tuya como la de la otra persona se serenen y neutralicen.

La blanda respuesta quita la ira; más la palabra áspera hace subir el furor.                                                                                                   

(Proverbios 15:1)  Si contestas con calma la discusión bajara y traerá paz y llegaran a un acuerdo mutuo.           Pruébalo y veras que es así.


Escucha con atención                                                                                                                                                                                  

 Dios nos aconseja por su palabra que oigamos lo que la otra persona está diciendo en vez de estar pensando en cómo defendernos. Las mujeres como solemos hablar más, y algunas veces se nos hace difícil quedarnos calladas. Pero aprendamos a escuchar porque esto nos ayudara grandemente, a pensar bien antes de actuar arrebatadamente. Santiago era tan práctico que ponía las cosas de una manera simple pero al punto.

Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse;   (Santiago 1:19)

Por algo Dios puso los dientes al frente como muro de protección en la boca. Las palabras que se dicen con ira son como latigazos ya que siempre  llevan la intención de herir, criticar, y menoscabar a la otra persona.

  1. No te enfoques en lo que te enoja- Haz caso omiso a las ofensas que recibes, y se muy cautelosa al hablar.

  2. Comienza hablar calmadamente — usa palabras suaves y la ira será neutralizada.

  3. Escucha con atención– piensa con cordura antes de responder al agravio.

No le des cabida a la ira sino medita y practica el consejo divino que te traerá paz y tranquilidad. Y aprende a manejar la ira sabiamente y no cedas a ella ya que es destructiva.
Comienza hoy mismo hacer cambios en tu vida con la Palabra de Dios, el cual es el antídoto  para manejar la ira.

Dios te ama y quiere que triunfes en la vida.
Recuerda que ¡Mujer eres única!