Como Llevarnos Consigo Mismas

Hay un serio descontento dentro de nuestro ser, y que no nos damos cuenta, que muchas veces actuamos de ciertas formas, que nos inhabilita el estar a gusto en nuestra propia piel. Entonces crece una apatía hacia la gente que nos rodea. Vienen las comparaciones y se crea cierto distanciamiento. Todo esto va por dentro, lo más terrible es cuando se exterioriza y hace difícil entablar buenas relaciones con los demás. Esto sucede al no poder llevarse bien con sigo misma. Te Comparto 3 pasos que te   ayudarán a poder lograrlo.

Hay que reconocerse        

Al admitir que tenemos un problema de imagen, que no nos gustan ciertas partes de nuestro cuerpo. Y nos hace rechazar a los demás, y también nos hace sentir inseguras. Si somos lo suficientemente valientes para reconocerlo y se lo entregamos a Dios, en oración pidiéndole su intervención divina. El transformará nuestro ser y nuestra forma de actuar cambiará, y las relaciones con los demás por consiguiente. Porque yo RECONOZCO mis rebeliones, Y mi pecado está siempre delante de mí. (Salmo51:3)   Lo  segundo es la aceptación personal.

Hay que aceptarse          

Aceptar que fuimos hechas a la imagen y semejanza de Dios y partiendo de eso estar contentas con nuestra estatura, nuestro color de piel, nuestro color de ojos etc. Fuimos aceptos en el amado dice en la palabra. Tenemos que destacar nuestros mejores rasgos y ser felices. Porque, si no estamos satisfechas con nosotras mismas, quien lo va estar por nosotras. Nadie, nos toca levantar la cabeza y aceptarnos y sentirnos bellas de todas maneras.

Para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo ACEPTOS en el Amado. (Efesios1:6)

El tercer paso es el renovarnos en nuestro ser interior, para que tomemos fuerza y actuemos como mujeres que saben vivir en su propio cuerpo. Sin complejos por la gracia de Dios.

Hay que renovarse                                                       Reconstruir la auto estima, que ha estado baja por tiempos, y nos ha incapacitado nuestra forma de pensar, actuar y desarrollarnos como mujeres saludables y felices. El leer las cosas que Dios ha dicho de cada mujer nos  levantará y nos  ayudará  a  recuperar la confianza en nosotras mismas. Dios dice en su palabra que somos su especial tesoro. En Malaquías 3:17  Y serán para mí especial TESORO, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve.

Es hora de levantar la cabeza, con mucha honra sabiendo que somos lo que Dios, ha dicho de nosotras. Fuera los complejos y esa forma destructiva de ser. Es tiempo de que comencemos a llevarnos con nosotros mismas. Mirándonos: “bellas, hermosas y más que nada felices de ser mujer”

El resultado será cuantioso ya que nos podremos llevar mejor con los demás. Reconoce tu condición, acéptate, y renuévate.

¡Eres una mujer única y como tu ninguna!