Como Mantener Tu Vida Espiritual En Forma

 


Es tan fácil, en estas fiestas perder el balance espiritual y dejarnos llevar por la ola, que envuelve a la gente en compras, compromisos entretenimientos.  Podemos perder el verdadero significado de la Navidad.  Si, se puedes disfrutar estas fiestas, sin dejar de ejercitar la disciplina espiritual. Te comparto lo que aprendí personalmente, y me ha sido de gran ayuda.

Piensa en el bien
Una mente ajustada a la Palabra de Dios, es una mente saludable y apta para hacer buenas decisiones. Piensa lo mejor de ti, lo mejor de otros, lo mejor que, Dios te ha dado y el futuro hermoso que te tiene. Si pones todo tu empeño en concordar tus pensamientos en la esfera de Dios, y piensas en todo lo bueno que el Señor ideo para tu vida. Como dice en las escrituras:  Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.(Fil. 4:8)  Te aseguro, que mantendrás tu espíritu, en forma y nada te podrá afectar.
Conéctate Constantemente
Es la vía por el cual podemos llegar al trono y conversar con Dios. Sabiendo que no estamos mal gastando el tiempo sino más bien invirtiéndolo. Ese es el tiempo más provechoso, porque: podemos hablar, con el que tiene todo el poder, para cambiar nuestra situación. Ya sea: financiera, problema familiar,  matrimonial, deterioro en la salud, o desempleo. El estar en comunión con el señor, nos da esa confianza, de que si he presentado mi necesidad delante de él, tengo la plena seguridad que tendré la respuesta de su parte, y me imparte fe, y esperanza. En el Salmo 9:10 encontramos:

“En ti confiaran los que conocen tu nombre, Por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te BUSCARON.”

 Alaba de corazón
Ofrece sacrificio de alabanza al Señor, en la congregación juntó a los hermanos. Es hermoso adorarlo, poder tocar el cielo con nuestra alabanza y traerlo a la tierra. Sucede algo maravilloso y es que  todo cansancio, todo dolor, todo problema se disipa al darle alabanzas al Señor. Es que, Dios se hace presente, cuando su pueblo le da honra. En Juan 4:23 “El Padre anda buscando adoradores, que le adoren, en espíritu y verdad”   Ya Dios, te encontró a ti. Dale tu mejor adoración.

Como en el gimnasio vamos a las máquinas, y hasta que ya no resistimos la sed, o el sudor que nos corre por la piel, no cesamos. De esa misma forma, que el ruido y las exquisitas  comidas, y luces de la Navidad no, nos distraigan. Que luego tengamos que pagar las consecuencias de rollitos extras y libritas en nuestros cuerpos. Y en nuestra vida espiritual; que no apaguemos el Espíritu Santo, Sino, que nos podamos mantener en forma en el espíritu en estas fiestas navideñas.
Recuerda, que eres  Creación de Dios.

¡Mujer eres única!